Nos mudamos

24 01 2010

Resulta que este blog nació en plan prueba y al final se quedó entre nosotros, pero ahora se muda. Va a ser igual, lo mismo, pero cambiando la dirección web.

Hasta pronto, hasta siempre:

http://unacopamediollena.wordpress.com/





Sabemos lo que nos gusta

20 01 2010




La “ley” que nos ampara

12 01 2010

Somos números

Hace poco más de cuatro años (sí 4 años), concretamente la noche  del 18 de noviembre de 2005, en el evento de la Carpa Universitaria, mientras cruzábamos la calle, un coche que circulaba a cerca de 80 km/h nos arrolló a unos amigo y a mí. El conductor era un niñato de 20 años que dio 0,72 en la prueba de alcoholemia, que iba con los cristales totalmente empañados y como ya he mencionado con exceso de velocidad.

Hoy era el juicio. Juicio que ni siquiera se ha llegado a celebrar ya que se ha llegado a un acuerdo que, pesándonos mucho a todos, es lo mejor a lo que nos podíamos aferrar, ya que ésta, la ley que nos ampara, es un chiste y una mofa. Digamos que tal día como hoy te das cuenta de que no eres más que un puto número y que el evento que se celebraba hoy no era mas que una reunión de amigos entre los abogados y el juez. Que si punto de secuela por aquí multiplicado por día de baja…

Caso aparte el abogado. Un Señor Vividor. Con dos cojones. Nos va a sacar los cuartos con el mínimo esfuerzo. Una persona que no se ha preocupado mas que por acabar cuanto antes y pasar al siguiente tema. Ha llevado todo asunto con una frialdad que flipas y es que, que quieres que te diga pero a uno no le atropellan todos los días ni pasa día sí y día también en el juzgado como él. No ha sacado ni el dinero que se pretendía ni el castigo penal que el niñato este merecía. Creo que al final se queda con una multa de unos 1500 € y una retirada de 18 meses de carné.

Y sí, se supone que este abogado era bueno, que ha llevado cientos de casos como este, experimentado a más no poder. Una mierda. Un tipo desbordado de casos y que  ha esperado a última hora para ponerse manos a la obra y que se lo trae todo al pairo. Y es que no es culpa suya, sino de este sistema de justicia y es que este tipo sabe  más por viejo que por diablo y así de bien vive. Sangrando y pasando de todos.

En resumen, si queréis beber y coger el coche, no os preocupéis que si en caso de accidente matáis a alguien no os va a salir muy caro. En este país matar y atropellar sale muy barato. Sino, mirad a Farruquito